mk autoridad

Marketing de Autoridad y Embajadores de Marca

 

“…La marca (personal) debe ser la consecuencia de lo que uno es o vale profesionalmente, y no al revés”. Daniel Romero-Abreu

 

En el completísimo artículo   de Guillem Recolons sobre los resultados del barómetro EDELMAN TRUST en 2019, publicado en sus blog el 1  de Febrero de este año (https://www.guillemrecolons.com/recuperacion-de-la-confianza/), se pone de manifiesto la mejora de la confianza en los expertos técnicos de las empresas y en los empleados (estos últimos  continúan por delante del CEO, aunque el máximo ejecutivo mejora posiciones respecto a años anteriores).

Esta  sobresaliente confianza en las figuras de autoridad o expertos de las compañías  enlaza directamente con el concepto de marketing de autoridad y con el valor, en términos de confianza en las marcas (corporativa y empleadora), de los embajadores de marca.

El marketing de autoridad  está basado en el reconocimiento y prestigio que posee un profesional, avalado por un  alto conocimiento, una trayectoria especialmente relevante, logros, menciones especiales, premios… Habitualmente el experto o la autoridad en una materia, combina varios  de los atributos mencionados.

Cuando el profesional posee este  reconocimiento es más fácil para él distinguirse de la competencia, atraer la atención de los medios (tanto off como on line) y acceder a valiosos contactos. Todos estos beneficios los  puedes trasladar  al negocio, si actúa como embajador de la Marca Corporativa a la que pertenece o con la que mantiene algún tipo de vinculación  laboral y/o profesional.

Por tanto, a la hora de diseñar un programa de ‘Employee Advocacy’ será  prioritario identificar aquellas personas cuyo conocimiento y ‘expertise’ les permite posicionarse como expertos o referentes en una materia. Es probable que estas personas ya posean cierto nivel de reconocimiento social. Según sea este nivel de influencia y en entorno donde se da, el objetivo del programa será doble:

  1. Potenciar la Marca Personal de estos profesionales, aprovechando hoy todas las posibilidades que nos brindan los medios digitales. Blogs, Foros, Newsletters, Redes Sociales… ayudarán a difundir contenido de alta calidad proveniente de una “fuente de autoridad” (que generará esa confianza frente a las “fakes news” y la información de dudosa procedencia). Incorporar estos contenidos a los que difunde la empresa desde sus canales oficiales de marca será parte de las acciones a llevar a cabo.

 

  1. Alinear la marca personal del referente con la marca corporativa. El experto tiene, además, que ofrecer una imagen congruente con la marca para poder ser percibido con coherencia como embajador. Aquí entran en juego, además de los conocimientos y el expertise, los valores asociados a la empresa y la imagen que de ella tienen los usuarios o consumidores.

 

En  esta nueva era de la hiperconexión y la transparencia, donde todo modelo de negocio pasa a ser P2P,   y los usuarios  comentan de forma activa sus experiencias en torno a las marcas (sus productos / servicios), la empresa como lugar para trabajar y la relación de esta con todos sus stakeholders (empleados, proveedores, entorno…sociedad en su conjunto)… las personas cobran un inusitado protagonismo. Entre ellas, los empleados, especialmente aquellos que son referentes  y cuentan con una marca personal relevante, son percibidos como los mayores generadores de confianza.

Si una marca es sinónimo de  confianza, esta solo se logrará a través de las personas que las representan. En mi libro, Saltar de la Pecera, Una historia de Marca Personal (2016) hablaba del Doble Vínculo de la confianza, uniendo la otorgada al “embajador” por su propia marca y a la empresarial o corporativa. Si ambas  están alineadas y positivas el efecto  sobre la confianza se ve potenciado doblemente.

 

 

Posted in Noticias and tagged , , .