mujeres offred

MARCA PERSONAL EN FEMENINO PLURAL: #mujeresoffred

“El mejor de los regalos es tu presencia”

 

Ayer, jueves 31 de Marzo en Alicante, se celebró el primer encuentro de MUJERES OFF RED. Un proyecto nacido de la inspiración (estar inspirado, que significa, “ser espíritu”) de Yolanda Saenz de Tejada, escritora, poeta, empresaria y AMIGA.  Fue fácil dejarse envolver por esta magnífica idea y ponernos manos a la obra para que fuera una realidad. Ayer, se cumplió. Y sí, superó nuestras expectativas, y hoy, con el corazón aún rebosante de emoción me gustaría hacer un balance emocional de lo que ha significado y sobre todo de los muchos significados que pueden derivarse de  promover estos espacios de encuentro reales, de piel con piel, para reencontrarnos con esos otros talentos  con los que convivimos muy a menudo más en el “on red” que  “off red”.

 

Balanceamos…

  1. ¿Porqué mujeres OFFRED? Ayer obtuve la más clara de las respuestas, porque todas lo necesitamos. Todas nosotras, mujeres profesionales, madres, atareadas, llenas de compromisos laborales, familiares… necesitamos parar, mirarnos a los ojos y compartir de viva voz las cosas que nos pasan. El objetivo no es el objetivo, es decir, prescindir de un objetivo creo que fue clave para el éxito del encuentro. Había que acudir a construir entre todas ese objetivo que no estaba marcado a priori. Estoy convencida de que cada una de nosotras obtuvo su recompensa, pues la puerta estaba abierta para que cada cual manifestara, estuviera y expresara lo que quisiera.

 

  1. ¿Quién eres o qué eres? Yolanda, impulsiva y valiente, lanzó una pregunta. No quién eres, sino ¿Qué eres? Eso es, indagarnos para resolver esta pregunta nos  hace tomar conciencia del valor que  elegimos aportar. ¿A qué entregas tu vida? Porque eso es lo mejor que podemos hacer antes de perderla. “No abandones este mundo con tu música aún en tu interior” Decía W. Dyer. Si hay una definición de marca personal más auténtica, no puede ser otra que esta. Hacer sonar tu música interior reconociendo y brindando lo  QUE ERES. Resulta mucho más fácil en el contexto de complicidad que ayer se generó entre mujeres que incluso no nos conocíamos aún ni por las redes. La magia es posible, si crees en ella.

 

 

  1. “ONOFFRED”. Lo real y lo virtual forman ya parte de un mismo todo. Sin duda, nada, absolutamente nada es comparable con el encuentro  “piel con piel”,  mirarse a los ojos sin  ningún   elemento de intermediación,  sentir la presencia completa del otro. Sin embargo, lo virtual hizo posible el encuentro porque habíamos tejido previamente la red que nos une con hilos de “bits” y seguiremos así estrechando los lazos en el inmenso intangible virtual, después del alto en el camino de ayer. No existe marca personal 1.0, 2.0… existe tú marca personal allá donde y como la manifiestes. Eres uno y siempre “on line” y “off line”.

 

   4. El poder del talento compartido. Cada marca personal es única, cada mujer que ayer se sentó en la mesa posee su propio talento y, eso hace crecer de manera inequívoca, el talento de las demás. El intercambio de experiencias vitales, profesionales, de conocimientos, de ideas, nos  abre la mente a nuevas posibilidades.   Por eso, estos espacios son tan necesarios.  Favorecen nuestra capacidad creativa, pues  salimos de nuestro entorno habitual y nos predisponemos a la gratificante aventura de  escuchar a los demás,   de encontrar sinergias para colaborar o de estrechar lazos de amistad.

 

  1. Con los 5 sentidos + 1 sentido. Hace unos meses escribí un post sobre los sentidos de la marca personal. Ayer se manifestaron todos ellos:

La vista: mirarnos de verdad   y a los ojos

Oído: Escucharnos,  oírnos en voz alta

Gusto: degustar, por cortesía de Yolanda y de la empresa “TU EXPERIENCIA IBÉRICA”  un surtido de ibéricos elaborados con amor y regados de poemas y diseño de la propia Yolanda.

Tacto: besos, abrazos… (muchos)

Olfato: El del jamón recién servido, el de las  fragancias de cada una de nosotras, el “olfato”  para saber que esta era una idea brillante.

 

Y  al fin: El sentido “no” común: No, ninguna somos mujeres comunes, cada una diferente  y única. Y si hubiéramos pensado con “sentido común” esta idea jamás hubiera sido una realidad. ¿Qué sentido tiene? Ninguno y, sin embargo, los tuvo todos.

 

GRACIAS, GRACIAS, MI INFINITA GRATITUD A TODAS VOSOTRAS. ¡Pongamos alas a este encuentro para que siga volando muy alto!

 

Posted in BLOG and tagged , , .