Marca personal: Beso, atrevimiento, verdad

Beso: ¿Cómo vas a hacer tangible tu pasión? ¿A quién se la entregas?

Atrevimiento: ¿Qué está dispuesto a hacer para conseguir lo que quieres?

Verdad: ¿eres auténtico/a?

¿jugamos?

 

Estoy segura de que alguna vez en tu  adolescencia jugaste a este juego. Se trataba, cuando te tocaba a ti por azar al hacer girar una botella, de elegir entre las tres alternativas y besar a alguien, afrontar un reto o  sincerarte y responder a una pregunta casi siempre bastante personal.

Pues bien, en esta nueva versión del juego que yo te planteo, he cambiado una de las reglas del mismo, y es que no tienes que elegir, sino más bien realizar las tres acciones . Así que vayamos por partes:

BESO- Aquí representa la forma en que materializamos nuestras propuesta de valor (lo que hemos decidido entregar a los demás desde nuestros talentos y nuestra pasión o vocación), en forma de productos/servicios que satisface  necesidades o soluciona problemas de  otros. Tú, como marca ofreces  algo que es diferente al resto, contiene o debería contener unos atributos distintivos, únicos, valiosos y relevantes. La relevancia, lo es, en tanto hemos seleccionado o decidido a quien vamos a entregar nuestro  producto/servicio (Determinar quien es nuestro público equivale a responder a las preguntas, ¿Quién me necesita?, ¿A quién puedo  serle útil?, o incluso, ¿quién puede necesitarme/quererme por mi forma diferente de  ofrecer un producto/servicio? (“ir a por los no clientes”, estrategia de océano azul). Tu forma de “besar” puede marcar la diferencia.

ATREVIMIENTO-  Como en el juego tradicional, se trata de hacer  cosas que suponen un reto para nosotros. Como a mí me gusta llamarlo: vencer la inercia, aceptar la posibilidad de equivocarnos  y dominar el miedo para ser capaces de  lograr nuestras metas y sueños.  Atreverse, es un impulso a la acción y solo la acción genera cambios.  Como dice Seth Godin “No digas: Haré todo lo que pueda. Di: Lo hare” (¿Eres imprescindible?, 2010). Así pues, no hay branding personal que se sostenga si no nos “atrevemos” a hacer cosas nuevas.  Definitivamente no lo hay y la mayoría de la veces lo peor que  puede pasar es ¡nada!

Por tanto, ¿Qué técnica/habilidad/ conocimientos vas a mejorar para ofrecer un producto/servicio mejor?, ¿A quién vas a llamar para contarle  lo que estás haciendo ahora?, ¿Cuándo das tu primera conferencia?, ¿vas a abrir un blog  y contar todo lo que sabes?, ¿vas a viajar a un lugar nuevo?…

VERDAD- Realmente  no tiene ningún sentido  trabajar por desarrollar una marca personal si ésta no nace de tu autenticidad. Siempre lo digo, “tu cliente no te quiere perfecto, te prefiere auténtico (humano)”. Pero hay  una razón mucho más importante para apostar por desarrollar una marca genuina y verdadera. La razón eres tú. Tu éxito y sobre todo tu felicidad dependen de ello. Cualquier estrategia que no asuma lo que en verdad eres, no se sostendrá en el medio/largo plazo. Esto no va de crear máscaras, caretas o inventarse nada. Muy al contrario, tu marca personal es lo dejas en los demás a partir de tu mejor yo, de tu manera  de “besar” y de tu forma de inspirar a otros atreviéndote a hacer lo posible y lo imposible por lograr tus metas y sueños desde la única verdad que eres.

 ¿Qué quieres en la vida?, ¿qué te hace feliz?, ¿Qué te entristece? , ¿Qué valores defiendes? ¿Qué cosas se te dan bien?, ¿Cómo crees que te presentaría un amigo a alguien que no conoces?, ¿Qué te gustaría mejorar?, ¿De qué tienes miedo?,  ¿Con qué actividades disfrutas plenamente?, ¿Cómo te gustaría ser recordado?…  En definitiva, ¿Quién eres?

 

Posted in BLOG and tagged , , , , , , .

Deja un comentario