steakholders mp

Los “stakeholders” de la marca personal: tus grupos de importancia

En el mundo de  la estrategia empresarial se habla de stakeholders para referirse a los grupos de interés  de una organización; tanto internos, empleados, gerencia, accionistas… Como externos; clientes, proveedores, acreedores, la comunidad, e incluso, la sociedad en general… En definitiva, para quienes creamos valor y quiénes pueden afectar o verse afectados por la actividad de una empresa.

Traducido al mundo de la estrategia de marca personal y al modelo YO, SL, yo lo denomino los grupos de importancia. Las preguntas  eje para identificar a estos  grupos  serían ¿Para quiénes  es importante mi marca y mi propuesta de valor?, ¿Quiénes se ven influenciados por la misma? ¿Quiénes te influyen a ti? , y sobre todo, ¿Qué esperan todos ellos de ti?. La respuesta a estas preguntas nos lleva a identificar a nuestros “stakeholders” personales  o grupos de importancia.

En este caso, no los dividimos en internos o externos. En el centro está la persona con su proyecto personal/profesional y la marca que quiere dejar en todos ellos.  Los grupos podrían ser, por ejemplo: familia, amigos, colaboradores, colegas, clientes, comunidad  o red de contactos…

Opino que respecto a todos ellos podemos partir de un posicionamiento central que puede ser común. ¿Cómo quiero ser percibido por  los grupos que me importan y a los que quiero importarles? Seguro que los valores que sostienes con tus colaboradores y clientes no son muy  diferentes de los que quieres transmitir en tu vida personal y familiar. ¿Quiero transmitir honestidad y valentía? ¿Respeto y disciplina?… ¿Qué valor, valga la redundancia, tienen esos valores para todos mis grupos de importancia? ¿Cómo les afectan? ¿Podría ayudarles a ser mejores?

Respecto a la misión y propuesta de valor, es decir, lo que hago y lo que aporto a  partir de eso que hago, puede variar en función de mis grupos, aunque me parece muy interesante encontrar el hilo conductor que le da coherencia a nuestras actuaciones en todos los ámbitos. Si yo por ejemplo quiero contribuir al éxito profesional de mis clientes a través del desarrollo de una marca de valor y auténtica, también me gusta verla en mis amigos, busco colaboraciones con otros profesionales que impulsen esta misión, trato de inculcar a mis hijos la actitud emprendedora que subyace  en el concepto de marca,  intento aportar mi grano de arena en mi comunidad y  compartir estas ideas con mucha más gente  (porque me importa) dentro de mi área de influencia. Al final emerge una misión general “ayudarte a ser lo que quieres ser” y una propuesta de valor común “hazlo desde tu verdad y muéstralo al mundo para dejar tu huella insustituible”.

Obviamente  el valor que aportamos a cada uno de nuestros grupos de importancia tiene sus diferencias en función de lo que representan para nosotros, su lugar en nuestra vida y sus necesidades. Nuestra familia tiene necesidades distintas a las de nuestros clientes  por ejemplo,  y nuestros amigos suelen estar presentes en contextos diferentes  a los profesionales… Saber que esperan ellos de nosotros es el necesario feedback  y la más radical “orientación al cliente”. No se trata de dejar de ser lo que somos para ser lo que ellos quieren, sino de definir con precisión en qué medida nuestra aportación es relevante para ellos, si podemos cubrirla o no, si necesitamos ayuda de otros y, lo que es muchísimo más importante… Si les importa a ellos. Porque, de eso se trata también, de saber que nuestra aportación es aceptada y valorada por unos, pero indiferente o rechazada por otros (incluso aunque se la regales o la entregues de forma gratuita). Puede parecer duro, pero es así, ¡No les importa!

 

Como decía Seth Godin “Puedes pasarte todo el tiempo tratando de impresionar al pesado del fondo o concentrarte en entregar lo mejor de ti a los que sí han venido a  escucharte” Ninguna marca es todo para todos.

¿Quién  te importa lo bastante como para hacer un trabajo que valga la pena? ¿Por quién te dejas la piel? ¿A quién le importas? ¿Qué esperan ellos de ti?¿Qué necesitan?  ¿Cómo vas a inspirarles? ¿Cuál es tu legado?…

 

Posted in BLOG and tagged , , .

Deja un comentario