¿entrevista de trabajo o conversación entre marcas?

 

“Quizá en un futuro no muy lejano una entrevista de trabajo  pueda definirse como una conversación entre MARCAS”

Por mi trabajo como consultora de rrhh, entrevisto a diario a personas que acuden a los procesos de selección que llevamos a cabo. En este contexto yo defino mi misión como la de “conectar” personas que buscan un proyecto profesional con organizaciones empresariales (también personas)  que necesitan a los primeros para hacer crecer sus empresas, sus proyectos, sus ideas…

De lo que  estoy convencida, es de que el modelo tradicional de  entrevista de trabajo debe cambiar radicalmente, y en ambos sentidos, tanto desde el punto de vista del que entrevista, del cliente, del que ofrece un “puesto” (otra denominación obsoleta) hasta el que acude a la entrevista como “candidato/a”.

Desde el punto de vista de la MARCA PERSONAL, creo que habría que hablar de encuentro de posibles colaboradores. Ello es posible en tanto en cuento tanto uno como otro  sean personas y empresas que apuesten por la marca personal. Me explico:

-          La empresa, empresario/a que busca un colaborador  (término mucho más acorde a los modelos de relación profesional actual)  necesita y quiere al “mejor”  profesional que pueda encontrar (y pagar o remunerar de alguna manera). Para ello, su oferta debe ser atractiva, debe ser “diferente” a otras propuestas de empresas del sector o para puestos similares, la firma corporativa debe ser creíble y sostenible, debe tener una buena reputación tanto  off line como  en el mundo on line, debe tener una política clara de desarrollo del capital humano, debe tener unos elementos diferenciales claros en cuanto a su producto y/o servicio. En definitiva, tiene que atraer ese talento que necesita y lo conseguirá en la medida en que tenga un proyecto propio con entidad, con marca.

 entrevista

-          El candidato, el profesional que ha generado una MARCA PERSONAL  se posiciona como un “proveedor” de servicios capaz de ofrecer y explicar  qué ofrece, cómo es lo que ofrece, que valor aporta a su trabajo, que beneficios obtendría la empresa por contar con sus servicios, que precio tiene dicha aportación, que proyecto profesional está buscando, que valores, filosofía y principios ha de tener la empresa con la que quiere colaborar…

En definitiva la relación pasa de ser asimétrica a  estar en igualdad, requiere madurez, conocimiento y una disposición clara hacia un modelo de relación profesional  donde hay un  objetivo común: generar un compromiso para lograr el éxito en un proyecto empresarial en el que cada uno realiza una aportación de valor y cubre una necesidad del otro (conocimiento/habilidades/esfuerzo/resultados/beneficio/refuerzo de marca a cambio de salario/proyecto/desarrollo profesional/posicionamiento/refuerzo de marca y ,por supuesto, empleabilidad).

 

Quizá aún estamos lejos de este modelo,  y es ahí donde creo que los profesionales de RRHH y los profesionales que trabajan en el ámbito de la MARCA PERSONAL tienen un terreno fértil para trabajar en ambas direcciones; con emprendedores, empresarios/as, profesionales libres, jóvenes que acceden al nuevo mercado de trabajo…

Posted in BLOG and tagged , , , , .