Employer branding II: ¿Por qué querrían trabajar aquí?

¡Atención, jefes! : Ellos (tus empleados) aspiran a convertirse en los “artistas de la escena” (Tom Peters)… Y cada vez lo tienen más fácil… (cristina mulero).

Ayer en la sección de noticias de APD (Asociación para el  Progreso de la Dirección) leí un revelador artículo sobre la situación del employer branding (la marca de las empresas como “empleadores” o  lo que yo llamé en mi artículo anterior dedicado a este tema “el capital atractivo de las empresas”) a nivel global  y en nuestro país.

 

A tenor de los resultados del estudio realizado por Employer Brand International (con la colaboración de People Matter en España) es fácil sacar algunas más que interesantes conclusiones:

-          Hay un lento pero creciente interés por parte de las empresas en definir una estrategia de posicionamiento como empleador que les diferencie  y se convierta en fuente de atracción de talento. Se espera que las inversiones en employer branding crezcan en  estos  próximos años.

-          Las redes sociales son el canal preferido por las empresas para  comunicar su marca como empleador y atraer  talento a sus empresas.

-          Recursos humanos sigue siendo el departamento que  lidera la estrategia de employer branding seguido del departamento de marketing. (continúa la duda respecto a que departamento, en efecto, es el más idóneo para ello).

-          Las medidas de efectividad de la estrategia de employer branding que sirven como indicadores de eficacia o ROI son: nivel de compromiso de los empleados, índices de retención, índice de CVs recibidos, calidad de la contratación y coste asociado; y recibir premios o menciones como “mejores sitios para trabajar” (Great Place to Work).

-          A nivel global, los tres factores más relevantes para atraer talento son: el desarrollo de la carrera profesional, el liderazgo y el ambiente de trabajo.

-          La mayoría de empresas españolas cree que la compensación y el beneficio  son el principal factor de atracción del talento.

Lo cierto, es que en la nueva economía abierta del talento, el employer branding   se convierte en una clara ventaja competitiva a la hora de atraer el mejor talento a nuestras empresas. De hecho, la pregunta de partida podría ser: ¿Por qué alguien querría trabajar aquí? Conocer esta respuesta  debería ser el eje que guiara la estrategia de employer branding para que, en efecto, existan factores positivos y diferenciales respecto a la competencia por los  cuales el mejor talento querría ponerse a disposición de nuestro proyecto empresarial (recordemos que si los mejores no están trabajando para nosotros, es muy probable que lo estén haciendo para la competencia, ¡o que sean la competencia!).

En definitiva, la dinámica ganadora en la era del talento pasa por “sincronizar” marcas personales de talento con la marca como empleador (como generador de un proyecto de empleabilidad donde profesional y empresa se aportan valor creciente mutuamente mientras dura la relación laboral)  permitiendo no solo la atracción de buenos profesionales, sino también desarrollándolos, uniendo el valor de las marcas (corporativa y personal) ,  potenciando la marca personal de los empleados (talento reconocido)… En definitiva, si tus trabajadores hablan bien de tu empresa, se convierten en auténticos embajadores de la marca que difunden y comunican las buenas prácticas de la empresa  (además por todos los medios, off line y on line) contribuyendo a la reputación de la firma corporativa.

Listas como las que publica anualmente Great Place to Work  son un ejemplo de la creciente importancia que tiene para las empresas ser consideradas “excelentes lugares para trabajar”.

Posted in BLOG and tagged , , , , , , .

Deja un comentario