Del mundo “off line” al “on line” y viceversa

 

“Los dos mundos on line y off line están cada vez más cerca… Los dos pueden contribuir a hacer del otro mundo un lugar mejor” Andy Stalman (Brandoffon, Grupo Planeta, 2014)

 

Si hay una característica  esencial de este cambio de época  de la que somos protagonistas ésta es sin duda la “digitalización” del mundo. Vivimos, en el sentido más amplio de la palabra, en esa  dualidad entre el mundo “real” (offline) y el virtual o en línea (al menos unos  2800 millones de personas en todo el mundo). Esta realidad ha  supuesto un cambio radical en el modo  en que las personas nos comunicamos y compartimos nuestras experiencias. Este nuevo escenario global nos permite abrir una ventana al mundo, donde las barreras del tiempo y la distancia se redefinen para crear una especie de “universo paralelo” casi tan “real” como la vida misma.

 

Esta revolución  ha llegado al mundo de los negocios, las empresas, los profesionales, los consumidores… y todos, en cada uno de los roles, estamos contribuyendo a crear las nuevas reglas del juego y aprendiendo a  “jugar” sobre este nuevo tablero. La cuestión, al menos a nivel empresarial o  profesional, ya no es si es conveniente  estar o no en la red. Internet ya no es una opción para un profesional. La pregunta entonces  es ¿cómo estar, comunicar, compartir, aportar valor y generar experiencias satisfactorias    en  nuestra comunidad virtual? En realidad,  son las mismas preguntas que nos hacemos   en el mundo “off line”   al definir nuestra estrategia de branding personal.

 

En lo que se refiere al ámbito de la marca personal (al igual que las marcas-empresa o corporativas) el verdadero reto es  unificar e integrar ambos mundos, dando lugar a una marca coherente a un lado y al otro de la “red”. ¿en qué medida nuestra huella digital sustenta nuestra marca personal y , del mismo modo,  de qué forma   nuestra marca personal se proyecta, comunica y genera un valor diferencial  en el mundo “on line”?

Cualquier estrategia de branding personal ha de contemplar ambos escenarios y establecer un hilo conductor entre los dos  mundos,  donde ambos se retroalimentan  aumentando el valor profesional de nuestra marca día a día.

Algunas estrategias que me parecen apropiadas para lograr el camino de la integración y fusión como profesionales en  las dos “realidades” son:

-          Traslada tus experiencias vitales a la red. Que tus seguidores, clientes, amigos.. sepan los escenarios profesionales en los que te  mueves en el mundo real.  No se trata de “contar tu vida” (al más puro estilo del show de Truman), sino de  hacer visible en el mundo virtual tu vida profesional.

 

-          Aporta contenido propio. En las redes es imposible aportar valor si sólo repetimos lo que otros han dicho, usamos frases hechas y manidas… Si en el mundo real necesitas “diferenciarte”, en el virtual ocurre exactamente igual.  No lo harás si te conviertes en un eco de los demás.

-          Comparte información. Como en la  vida real, el networking, la capacidad de compartir aquello que consideras de valor   para tu comunidad  aumentará tu visibilidad  relevante en la red.  Ser un buen “conector” de intereses es una estrategia válida para ambos mundos.

 

-          Muéstrate tan “real” como en la vida real. Internet es un entorno donde se pueden adoptar otras identidades, mentir con más facilidad y casi llegar a tener una “doble personalidad”. Profesionalmente no te conducirá a nada bueno en el largo plazo. ¿Qué ocurrirá cuando llegue el “momento de la verdad”? Una llamada, un encuentro real, una  propuesta de trabajo… Si has vendido “humo” tu reputación se hará añicos en pocos minutos.

 

 

-          No descuides el mundo 0.0. Hay una tendencia  errónea a identificar marca personal con redes sociales. Muchos profesionales se lanzan a las redes sociales pensando que ahora todo se “cuece” ahí. Las redes son  medios, no fines en sí mismo.  No podemos olvidar que la gente  sigue prefiriendo y buscando el contacto físico y auténtico con las personas, que nuestros clientes más probables siguen siendo los que más cerca están de nosotros físicamente y, que gracias a las redes muchas veces podemos seguir manteniendo contacto con ellos, un contacto cercano y cotidiano pero que sigue sin sustituir a una experiencia más tangible. ¿cuántas empresas y negocios nacidos en internet se han  materializado en el mundo real después de obtener cierto éxito? ING Direct es un ejemplo. ¿por qué prefieres acudir a una ponencia de un profesional de referencia en un área cuando puedes ver vídeos de la misma ponencia en  youtube?…

 

En definitiva, el adecuado equilibrio y la adaptación de nuestras estrategias de marca personal a cada medio sin perder nuestra esencia, valores e identidad es la clave del éxito a uno y otro lado.

Posted in BLOG and tagged , , , , .

Deja un comentario