persona-con-etiquetas

Deconstruyendo la marca personal (I): Más allá de las etiquetas

 

Deconstruir: Deshacer analíticamente los elementos que constituyen una estructura conceptual. (DRAE)

“Sé el cambio que quieres ver en el mundo” M. Ghandi

Cuando hablamos de marca personal hacemos alusión con mucha frecuencia al concepto de “etiqueta”, esa  especie de palabras clave que se asocian con nosotros de un modo consciente o inconsciente y gracias a las cuales los demás  se forman una idea rápida de quiénes somos. Trabajemos o no nuestra marca personal de un modo deliberado no podemos escapar a las etiquetas, es decir, a las impresiones, ideas, valoraciones que los demás hacen de nosotros. La capacidad de nuestro cerebro para procesar la información que procede del exterior es limitada. Nuestra atención funciona  a modo de filtro seleccionando aquella información que le resulta relevante en un momento dado y desechando el resto. Del mismo modo, el almacén de recuerdos que compone nuestra memoria no es infinito, y por tanto, solo almacenamos y recuperamos de manera consciente un porcentaje del total de estímulos que recibimos.

Por todo ellos el proceso de categorización y “etiquetado” es adaptativo, útil y necesario, además de inevitable por lo comentado anteriormente. Sin embargo, supone acotar la realidad y a veces en exceso.  Además, y mucho más importante, las etiquetas asociadas a nosotros no solo nos las ponen los demás sino que nosotros mismos también nos etiquetamos. Ese proceso empieza en  la infancia, con los mensajes que recibimos de nuestros padres, familiares, maestros… “inquieto”, “revoltoso”, “listo”, “tímido”… Las interiorizamos y crecemos con ellas. Posteriormente somos nosotros mismos los que en base a nuestras experiencias, temperamento, carácter … nos las ponemos;  “torpe”, “malo para la matemáticas”, “aventuro”, “arriesgado”, “cobarde”, “… no sirvo..”…

Llegamos a la vida adulta completamente llenos de etiquetas, tantas, que a menudo es difícil ver la verdadera esencia que se encuentra dentro de nosotros. Las etiquetas son categóricas, y nos impiden ver el potencial.

Así pues, esa marca personal, en la que en un momento dado reparamos… nos parece una foto fija, un producto acabado, una realidad estática. También nos protege, porque como decía, W. Dyer… “es más fácil aferrarse a una etiqueta que hacer el esfuerzo de cambiar”. Eso es precisamente lo que nos hace quedarnos en la etiqueta, antes de arriesgarnos a arrancárnosla de la mente y el corazón, y volver a reescribir una nueva.

Las etiquetas unidas a la creencia de que nos definen de manera permanente, que están escritas con tinta indeleble, nos  hacen rendirnos y sucumbir a la idea de que “esos somos nosotros”.

Sin embargo, el desarrollo de una habilidad y de las aptitudes es una pura dimensión temporal. Es el tiempo que necesitas para dominar una materia o actividad. Hacer algo que antes no sabías hacer, o hacerlo mejor. Nuestras actitudes y valores,  también son susceptibles de modificación cuando abrimos la mente y experimentamos, nos enfrentamos a nuevos entornos y conocemos nuevas personas…El aprendizaje nos permite cambiar, si  aceptamos esa posibilidad como una realidad. Pero sobre todo, si hacemos el esfuerzo continuado para modificar la “huella de memoria” que nos repite incansablemente que somos lo que somos.

Para que  los otros modifiquen, en el sentido que queremos, las percepciones que tienen sobre nosotros solo podemos empezar, desde dentro, a   borrar letra a letra esas etiquetas con las que no queremos identificarnos y  sobre todo a verlas desde una perspectiva dinámica y flexible. Pasar por ejemplo de “tímida” a “persona que hace un esfuerzo por relacionarse con los demás con honestidad”, de “nunca se me ha dado bien bailar” a “si me dejo llevar por la música seguro que disfruto y aprendo  a tener algo más de ritmo… si me apunto a unas clases puedo aprender algunos pasos y mejorar mi estado físico y mental”….de “abogado” a “…emprendedor…”.

Para este proceso de deconstrucción debemos tener en cuenta los siguientes pasos:

  • Qué etiquetas elijo desarrollar ahora y porqué son las que quiero.

  • Desarrollarlas no es cuestión de magia, sino de esfuerzo y aprendizaje en un periodo a menudo largo de tiempo. Esta es la piedra de toque, aceptar que vamos a tener  que perseverar, superar obstáculos, volver a recaer a veces, y levantarnos de nuevo… muchas veces. Pero si has decidido tener la etiqueta de “valiente” lo vas a volver a intentar…

  • Hasta que no las sientas tú, los demás no podrán verlas. Sí, podrás esforzarte en crear una imagen de cara al exterior, pero cuando llegue la hora de la verdad esas etiquetas se desvanecerán si no son auténticas.

  • La mejor de las etiquetas son las que tú eliges, así que la opinión de los demás es precisamente eso, una opinión que puedes tener en cuenta pero que no puede determinar en ningún caso lo que tú asumes que puedes hacer. “Si tú nunca has emprendido”, “no sirves para dar charlas”, “lo tuyo son los números…”.

  • Como proceso gradual, no significa mudar de piel como una serpiente, solo se trata de asumir que podemos reetiquetar nuestra realidad, que podemos modificar nuestro discurso interno, tomar nuevas decisiones, decidirnos a transitar nuevos caminos… siempre que asumamos la responsabilidad y las consecuencias derivadas de nuestras decisiones.

  • No hay cambio sin aceptación de lo que hemos sido, sentido, hecho y dicho hasta el momento presente. Eso ya no se puede cambiar. A partir de ahí, en este ahora, en el presente, puedes “elegirte de nuevo”.

Considero sano y conveniente, repensar nuestra marca cada cierto tiempo. Mantener la esencia de lo que en verdad ya sabemos (ese saber interior que se clarifica cuando liberados de prejuicios y con infinito amor nos acogemos de nuevo) y empezar la tarea ardua pero tremendamente reconfortante de permitirnos ser en cada momento lo que queremos ser.

Que la fuerza del amor (a ti mismo y a todo lo que te rodea) te acompañe en la construcción diaria y cotidiana de tu marca personal.  Eres un “producto inacabado”… ¡no lo olvides!

Posted in BLOG and tagged , , , , .