marca-personal

Autoestima y marca personal

Autoestima: Percepción evaluativa que   tenemos hacia  nosotros mismos, nuestra imagen,   nuestra forma de ser y el sentido de nuestra valía personal.
 
 
¿Por qué poner en relación el concepto de marca personal y  la autoestima? Para mi la respuesta es muy simple, no se puede desarrollar ningún proceso de branding personal sin una sana autoestima. En este sentido, afirmo que la autoestima es condición necesaria para el desarrollo de una estrategia de marca personal.
 
Insisto en que  el eje central de un proyecto de marca personal es la persona,  el ser humano considerado desde todas sus dimensiones y en todas las facetas de su vida. Sólo la persona puede imprimir ese sello diferencial, puede dejar esa huella única y memorable en los demás. Así pues, antes de desarrollar otros aspectos más “visibles” de la marca personal, hemos de bucear dentro de nosotros mismos, escuchar nuestra voz interior y reconocer en ese discurso el grado de aceptación y amor que sentimos por nosotros mismos. En definitiva, el valor que nos asignamos. 
images 
 
Esa valoración, como expresión de una sana autoestima, debería serglobal y estable, es decir, debería dar como resultado  la aceptación incondicional de  nosotros mismos (Carl Roger, 1902-1987). 
 
La construcción de la autoestima comienza en nuestra más tierna infancia y es resultado de nuestras experiencias de aprendizaje y de los mensajes recibidos por las figuras de autoridad durante nuestro  desarrollo (padres, maestros..). La adolescencia es una etapa crucial para la consolidación de la autoestima a través de la relación con los pares y en contextos distintos al familiar y escolar. 
 
Desde la mayor parte de las corrientes psicológicas se afirma que las raíces de la autoestima se forjan en esas edades tempranas, y por tanto, tendrán una profunda influencia en nuestro desarrollo adulto en todas y cada una de las facetas de la vida. Sin embargo, dicha influencia no es determinista, por lo la autoestima puede mejorarse  en etapas posteriores a través de una nueva toma de conciencia  sobre nosotros mismos y sobre el mundo. Existen técnicas eficaces para facilitar ese proceso.
 
¿En qué medida una sana autoestima contribuye al desarrollo de una marca personal?
 
Favorece el autoconocimiento. En una primera fase de desarrollo de la marca personal volvemos el foco hacia nosotros mismos, para redescubrinos y volver a tomar conciencia de lo que somos y de lo que queremos. Cuando nos despreciamos, nos sentimos culpables,  nos desvalorizamos… este proceso se evita o se hace doloroso. Sin embargo, cuando nos reconocemos como seres imperfectos, vulnerables pero dignos de amor (de amor propio y ajeno) podemos abrirnos a este proceso con serenidad, con ilusión y con esperanza. Podemos volver a conectar con nuestro interior  para sincronizar mente y  corazón, e identificar nuestra esencia (de lo que estamos hechos, esa combinación única  que es el núcleo de nuestra marca).
 
Permite la autocrítica sin frustración. Todo proceso de branding personal incluye tomar conciencia de nuestras áreas de mejora. Sin sentido autocrítico es imposible identificar aquellos aspectos en los que tenemos que trabajar por mejorar y que nos ayudarán  al  logro de nuestros objetivos.  Podemos ser mejores siempre, pero eso requiere trabajo y esfuerzo ( y valoración personal unívoca).
 
Mejora las relaciones con los demás. Conceptos como  la asertividad, habilidades sociales, comunicación eficaz están en relación directa con la autoestima. Acciones como expresar lo que sentimos, exponer nuestras opiniones y confrontarlas,  poner en valor lo que hacemos y lo que somos, empatizar con el otro, decir NO sin culpa, aceptar el rechazo, respetar los puntos de vista de los demás… sin destruir la relaciones  con los demás y sin derrumbarnos son posibles en la medida en que nuestra valía personal  no esté en relación  con la evaluación de los demás ni con el resultado de nuestras interacciones con ellos. La marca personal  se desarrolla en base  a las relaciones que somos capaces de generar con los demás, y  la autoestima es lo que garantiza que éstas puedan ser sanas y constructivas.
 
- Proporciona sentido de seguridad, motivación e ilusión.  Con una autoestima sana, generamos un sentido de seguridad interior (locus de control interno)  que nos empuja a asumir riesgos para lograr nuestros objetivos. La  ilusión y la motivación pueden manifestarse como resultado de  asumir nuestro derecho y nuestro papel protagonista en la construcción de nuestro proyecto de vida. 
 
Apostar por  la marca personal  es asumir el papel protagonista y tomar las riendas de manera definitiva sobre nuestra vida profesional (y por ende, personal en cuanto a estilo de vida y coherencia con nuestra identidad profesional). Eso es solo posible si de base, creemos en nosotros, aceptamos nuestra esencia, amamos lo que somos sin juzgarnos y trabajamos por ser mejores cada día. 
Posted in BLOG and tagged , , , .