yo

2009-2019: Diez años de “emprendizaje”

 

Casi si creerlo ya ha pasado una década desde que tomé una de las decisiones más importantes sobre mi vida profesional. Por aquel entonces  mi segunda hija tenía 11 meses y Carlos, mi primogénito, 4 y medio. Había realizado un “parón” en mi vida laboral para dedicarme durante un año al cuidado de mi recién nacida. Transcurrido el tiempo de excedencia tenía que volver a incorporarme a la empresa en la que llevaba trabajando seis años… Algo en mi interior me decía que ese ya no era mi lugar,  sentía que necesitaba hacer otras cosas… Sin embargo, lo que me hizo iniciar un  camino de búsqueda en otra dirección, fue en ese momento la necesidad de conciliar con mi vida personal. Con el tiempo, hablando con muchas mujeres y según las estadísticas de varios estudios, supe que la mujeres tomamos la decisión de emprender en un porcentaje elevado, cuando hemos sido madres. Pertenezco a esta estadística.

Así pues, puse el foco en esta idea y por “casualidad” mi hermano me comentó que un amigo suyo, CEO en una consultora de Recursos Humanos, buscaba un socio/a para la empresa. Aquel caluroso día de junio, en medio de las Fiestas de Hogueras de 2009, me reuní con Sergio Morales… Lo demás es una historia que dura  ya 10 años.

Es una historia de “Emprendizaje”, es decir, de EMPEZAR y de APRENDER a cada paso del camino. Este post, recoge solo 10 de los múltiples aprendizajes que he ido adquiriendo en esta década, donde puedo diferenciar tres etapas vitales y personales muy claras.  No es un post sobre  cómo hacer un plan de empresa, generar un modelo de negocio… que tan bien explican otros expertos. Son solo algunas reflexiones, muy personales,  sobre lo que yo he vivido a lo largo de todo este tiempo.

He tenido que aprender, desaprender, fracasar, triunfar… y darme cuenta que todo ello es valioso y válido, es necesario para crecer   y, que como muy bien explicaba Steve Jobs en su famoso discurso ante recién graduados de Standford, al final, cuando miras atrás puedes “conectar los puntos” y entender que todo ha tenido un porqué, del que puedes extraer (y esto es el aprendizaje) un “para qué”. “Todo obra siempre hacia tu bien” dice mi maestro espiritual, Jorge Pellicer.

  1. El primer paso es empezar. Parece una obviedad pero es muy usual  la llamada “parálisis por el análisis” que esconde el miedo a dar el primer paso, a procrastinar el momento de dar  un paso más allá y el tan temido pánico a fracasar. Sin embargo, una vez que tienes una idea de negocio  tienes que validarla cuanto antes en el mercado. El famoso “Producto mínimo viable” que defienden los modelos LEAN y que nos permiten fallar / acertar rápido y obtener información del mercado para adaptar, modificar, mejorar… lo que ofrecemos. Si no hacemos “pruebas” otros nos pasarán por delante. La famosa AGILIDAD (‘AGILE’). Superar el miedo a dar ese primer paso es esencial. Para mí fue determinante ir de la mano de una persona con experiencia y estar dispuesta a aprender.

 

  1. No emprendas solo. El camino del emprendimiento es duro, además no posees todas las competencias necesarias para llevar a cabo tu proyecto. Todos poseemos una serie de Talentos, que es esencial identificar y poner en valor para poder tener un proyecto profesional sostenible, pero necesitamos de otras personas que compensen o complementen nuestras áreas de mejora. Por ello, haz un buen tandem. Dedica tiempo a valorar quien puede ser tu compañero/a de viaje. Creo que parte del secreto del éxito  para formar este equipo es compartir las tres Vs: Visión, Valores y Valentía.

 

  1. Lee mucho. Decía un buen amigo “Todo está escrito. El problema es que la gente no lee” Bromas aparte, considero que en esta ERA DEL CONOCIMIENTO nuestra mayor aportación de Valor viene de aquello que sabemos y que conjugado con nuestra experiencia y habilidades puede convertirse en una propuesta de valor para otros. En mis inicios como emprendedora me ayudaron grandes libros como Generación de modelos de negocio, La propuesta de valor,  La Sensación de Fluidez, En busca de la excelencia, El cuadro de mando integral… y un largo etcétera. Así como  empezar a seguir a los referentes en el mundo del ‘management’. No puedes dejar de actualizarte.¡ Lee sobre el mundo de la empresa y mucho más sobre la especialidad que dominas!

 

  1. Desarrolla tu Marca Personal. Ya lo apuntaba Tom Peters en 1997 y Daniel Pink posteriormente hablando de la Era de los Agentes libres. Nuestra marca es nuestra garantía de confianza. En este mundo HIPERCONECTADO lo que no se comunica, no existe. Apuesta por dar visibilidad a tu Talento a través de un blog, artículos en Redes Sociales, un canal en Youtube… Si además, quieres posicionarte como un experto o referente en tu sector de actividad, ¡Publica (o autoedita) un libro! Yo lo hice en el año 2016, después de más de cinco años trabajando la MARCA PERSONAL decidí compartir todo lo que había aprendido en un texto llamado SALTAR DE LA PECERA. UNA HISTORIA DE MARCA PERSONAL (Ed. Círculo Rojo). Sin duda, la publicación de  mi primer libro ha sido uno de los grandes aciertos de mi vida profesional y  me ha proporcionado enormes alegrías. ¡No te harás rico ( a menos que se convierta en un best-seller) pero tu estatus profesional experimentará un ascenso considerable!

 

  1. Planifica tus finanzas. Este ha sido uno de los mayores “fracasos” que he cometido en mi vida personal y como emprendedora. La mayor parte de los fracasos de  grandes ideas se producen  a causa del dinero. También supone una fuente de enorme estrés y tensión. He tenido que atravesar situaciones muy complicadas en mi vida para, al fin, darle al dinero la importancia que se merece y empezar a organizar y planificar esta faceta, tanto en el ámbito personal como en el profesional. Desde hace poco tiempo he recurrido a los servicios de un coach financiero. Moraleja: Pide ayuda cuando la necesites. Siempre habrá alguien dispuesto a ayudarte. Seguro.

 

  1. Celebra los logros. Por cuestiones de pura supervivencia ponemos mucha más atención en los errores y fracasos que en los aciertos y triunfos. Estos últimos también te enseñan lo que SÍ funciona. Ese esfuerzo debe ser celebrado, con tu equipo, porque de esa energía positiva tendrás que “tirar” los días  grises y cuando el camino se torne escarpado.

 

  1. Lo personal siempre primero. ¿Qué precio estás pagando por lograr el “éxito” profesional? Le escuché decir a Javier Fur (CEO de Grupo Marjal) en una conferencia: “Que tu proyecto vital sea más grande que tu proyecto profesional”. Estoy de acuerdo. Ese necesario equilibrio, esa ansiada conciliación… es una de las grandes conquistas del emprendedor. Eres dueño de tu tiempo. Y como decían en  El señor de los Anillos “Solo tú eres responsable del tiempo que te ha sido concedido”. Repensar esto una y otra vez es vital ¡Hazlo tantas veces como sea necesario!

 

  1. Teje una red de personas. Estoy convencida que será esa red la que nos “salve” de todas las caídas ( porque las habrá). Esto va más allá del NETWORKING. A mi juicio implica ese “esfuerzo emocional” del que hablaba Seth Godin. Dedica, al menos, un 30% de tu tiempo profesional a conectar con personas. Esto implica “conversar”, “escuchar”, “contestar”,  en definitiva, compartir tiempo con otras personas, valorarlas, respetarlas. Mi querida amiga Yolanda Saenz de Tejada tiene un principio básico y maravilloso para las relaciones personales: “Si vas a hablar mal de alguien, mejor habla de ti” (en las RRSS y en la vida). ¡No te pierdas a las personas! (Nico Castro)   “Si juzgas a alguien, no puedes amarlo” (Teresa de Calcuta). Relaciónate con honestidad.

 

  1. Persevera (y triunfarás). Según diversos estudios “La mitad de las nueva empresas fracasan antes de cumplir los 5 años y solo un tercio sobrevive más de 10 años”. El panorama no parece muy halagüeño. No tengo la clave del éxito y hay grandes expertos que nos ayudan a entender cómo evolucionan los modelos de negocio, a innovar y ser más creativos, y trabajar  con herramientas tecnológicas que mejoran nuestros procesos y nuestra capacidad de  generar una nueva “experiencia de cliente”… Pero todo esto requiere ser RESILIENTE, PERSEVERAR, NO RENDIRSE. Esta es la actitud ganadora en este entorno de alta incertidumbre. Ya sabe, Never Give UP!

 

  1. Crecer personalmente. Solo es posible desarrollarse como profesional, si crecemos como seres humanos. El crecimiento personal implica, para mí, dos cosas fundamentales: Aumentar nuestro nivel de conciencia (autoconocimiento, que abre la puerta al camino de la sabiduría) y pensamiento crítico (reflexión, investigación, capacidad de juicio, no ser manipulado, utilizado… “alcanzar la mayoría de edad” (Kant). Los efectos más evidentes de este compromiso con uno mismo son; PAZ, SERENIDAD, LUCIDEZ, AMOR. ¿Cómo actúas desde este estado? No puedes dar a otro lo que no te has dado a ti mismo. Todo lo que hagas por y para ti, ya lo estás haciendo también por los demás. Diría que esta es la premisa básica para alcanzar, lo que ibas buscando desde el primer momento; la FELICIDAD. Y entonces, ¡EUREKA!  Descubres que no había  nada que buscar, solo RECONOCER. La felicidad no es un movimiento hacia ninguna parte, es  un acto de  puro reconocimiento. Y, desde ese estado, ¿Te imaginas lo que serás de capaz de hacer?  ¡Volver a EMPEZAR!

Gracias de corazón  y desde una infinita gratitud a 10  de los maestros  que he tenido durante  estos 10 años:

SERGIO MORALES (por ayudarme a empezar)

PACO CARRERAS (Por descubrir mis alas)

CARLOS BESSINI (por ser el “pretexto” de mi libro Saltar de la Pecera)

YOLANDA SAÉNZ DE  TEJADA (por aventurarte conmigo en  algunos proyectos  y  por esa red de Mujeres OFFRED, porque me encanta como escribes!!!!)

LILIANA BRANDO (Por escucharme, enseñarme, aconsejarme, hacerme reir, por inspirarme, por tu AMISTAD y CARIÑO)

ANDRÉS PÉREZ ORTEGA (A ti te debo mi MARCA PERSONAL, un prólogo, que no me haya perdido por Madrid mil veces… y un montón de risas)

JUAN CARLOS REQUENA (por la oportunidad que me diste, por lo que crecí  y por enfrentar mis límites. Por  la pasión que contagias. Por la alegría de Vivir)

GUZMÁN MARTÍNEZ (por el sueño que decidimos hacer realidad juntos hace DOS AÑOS. Porque no quiero que se acabe. Porque no es un sueño. Es VERDAD)

MARÍA SANCHEZ. (Por todo lo que has hecho por mi salud y mi imagen. Eres un ejemplo para mí de coherencia)

CARLOS E INÉS ZINNI MULERO, mis compañeros de cada día, EMPECÉ  por vosotros y seguiré hasta final por vosotros también. ¡Gracias!

 

 

Posted in Noticias and tagged , .